Informaciones

Carta de Brasilia 2007. Foro Regional sobre Envejecimiento de Organizaciones de la Sociedad Civil de Amrica Latina y el Caribe

Domingo, 09 de Diciembre de 2007
Seguimiento Plan de Accin Internacional sobre el Envejecimiento

FORO REGIONAL SOBRE ENVEJECIMIENTO DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE:

EVALUACION DEL PLAN DE ACCION INTERNACIONAL SOBRE ENVEJECIMIENTO
Brasil, Brasilia; 1, 2 y 3 de Diciembre de 2007

Carta de Brasilia 2007

Declaracin de la Sociedad Civil
 
Las ciudadanas y ciudadanos, representantes y lderes  de organizaciones de la sociedad civil, de redes nacionales y regionales que en Amrica Latina y el Caribe; trabajan con y para las personas adultas mayores, en los mbitos acadmicos, profesionales,  voluntariado y/o su promocin, y los dems interesados en  la temtica del envejecimiento reunidos en la Ciudad de Brasilia, Brasil, a cinco aos de aprobado el Plan de Accin Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento (Madrid, Espaa; abril de 2002) y a cuatro aos de aprobada la Estrategia Regional de Implementacin para Amrica Latina y El Caribe del Plan Internacional de Madrid (Santiago de Chile, noviembre de 2003),  con el propsito de participar, desde la sociedad civil, en el proceso de seguimiento y evaluacin del Plan y de la Estrategia Regional,  y habiendo cumplido satisfactoriamente con los objetivos del Foro Regional nos pronunciamos  con el presente Documento. 


ENTENDEMOS QUE:

-    El valor de la vida y la dignidad de toda persona, a cualquier edad, deben ser respetadas y por principio se debe buscar la realizacin de sus potencialidades a plenitud.

-    Las oportunidades logradas o perdidas, y la calidad de las mismas a lo largo de la vida, en los planos de la seguridad social y econmica, la salud integral, la educacin y la participacin ciudadana, tienen profundo impacto en las edades ms avanzadas y en la sociedad en su conjunto.

-    El desarrollo humano a que tienen derecho las personas adultas mayores debe reconocer la diversidad de los pueblos y es con la accin democrtica que mejor se logra la realizacin de la justicia social, la equidad e igualdad  .

-    La pobreza, la discriminacin y la exclusin en la que viven las personas adultas mayores son incompatibles con la dignidad humana, con el mandato de nuestras Constituciones que consagran a la persona como el fin de la sociedad y del Estado y, con los principios y compromisos internacionales que han suscrito los Estados en torno a la universalidad, integralidad e interdependencia de los Derechos Humanos.

-     Las Naciones han convenido  hacer suyas las metas y acciones comunes para erradicar la pobreza, manifestndolo en los Objetivos del Milenio y en las orientaciones necesarias para  impulsar la implementacin de procesos de fortalecimiento de relaciones de colaboracin entre gobiernos y sociedad civil

-    Sigue vigente el compromiso adquirido, en el ao 2002, por los representantes de los gobiernos, asistentes a la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento, contemplado en la Declaracin Poltica, en sus 19 artculos, en cuanto a adoptar el Plan de Accin Internacional para responder a las oportunidades que ofrece y los retos que plantea el envejecimiento en el siglo XXI, y promover el desarrollo de una sociedad para todas las edades (Plan de Accin Internacional de Madrid).

-    De acuerdo con el Plan de Accin Internacional de Madrid y con Naciones Unidas (Doc. E/CN.5/2007/7) la lucha contra la discriminacin en razn de la edad y la promocin de la dignidad de las personas de edad son fundamentales para garantizarles el respeto que merecen. Por tanto, el fomento de la Solidaridad Intergeneracional, la concientizacin sobre Derechos Humanos y libertades fundamentales, debe ser  imprescindibles en la "Construccin de una Sociedad para Todas las Edades".

-    En las recomendaciones del Plan de Accin Internacional sobre Envejecimiento, respecto a la orientacin prioritaria sobre las personas de edad y el desarrollo, se establecen como objetivos, entre otros: el reconocimiento de la contribucin social, cultural, econmica y poltica de las personas de edad; el fomento de la participacin de las personas de edad en los procesos de adopcin de decisiones a todos los niveles, y la generacin de oportunidades de empleo a todas las personas de edad que deseen trabajar.

-    Naciones Unidas ha recomendado, a los Estados miembros, Utilizar el mtodo participativo ascendente (de abajo hacia arriba) sin sustituir otros mtodos - a fin de garantizar que se considere a las personas de edad miembros activos de sus sociedades, facilitar su participacin en la adopcin de decisiones () y lo que es ms importante, en las medidas diseadas para influir especficamente en su bienestar  (Doc. Naciones Unidas E/CN.5/2006/2).


CONSTATAMOS QUE:


-    Transcurridos cinco aos de la Aprobacin del Plan Internacional y cuatro de la Estrategia Regional para Amrica Latina y El Caribe, se observan diferentes niveles de profundizacin y aplicacin de dicho Plan.  Al respecto Naciones Unidas reconoce que: las cuestiones relacionadas con el envejecimiento y las personas de edad siguen ocupando un lugar poco destacado en la lista de temas de los programas de desarrollo tanto nacionales como internacionales, dato que demuestra la insuficiente atencin prestada en el mbito poltico y el inadecuado apoyo financiero dedicado al fomento de la capacidad nacional para aplicar el Plan de Accin Internacional de Madrid. En consecuencia, muchos Estados Miembros tienen escasos conocimientos sobre el Plan de Madrid y sus recomendaciones y, no incluyen el envejecimiento entre los asuntos que requieren asistencia internacional, lo que contribuye a que las cuestiones relacionadas con el envejecimiento sigan teniendo escaso relieve.  (Naciones Unidas A/61/167- 19 de  julio de 2006)
.
-    De acuerdo con el informe del Secretario General de Naciones Unidas, para el 45 perodo de sesiones de febrero de 2007 (doc. E/CN.5/2007/7 21-XI-2006) muchos pases han aprobado una amplia gama de leyes en las que se reglamentan los derechos de las personas de edad.   Sin embargo, habra que formular e implementar estudios ms rigurosos sobre el alcance de dichas leyes y su aplicacin practica

-    En la actualidad,  no se observa una respuesta satisfactoria sobre los sistemas de seguridad social y de pensiones (contributivas y no contributivas), los cuales han sido reformados o estn en proceso de reforma, mostrando en los ltimos aos serias limitaciones.

-    La inequidad y la desigualdad, continan jugando un papel determinante en el bienestar y  calidad de vida de las personas de edad, afectando especialmente a  las mujeres, a los habitantes del rea rural, y a los grupos tnicos. Por lo tanto, continan viviendo en condiciones de vulnerabilidad resultado de la marginacin y discriminacin a las que son sometidas por razn de la edad.

-    En Amrica Latina y El Caribe existe una variada gama de experiencias locales emergentes dirigidas a favorecer a las personas mayores, entre ellas: emprendimientos y empleabilidad, microcrditos, capacitacin tcnica, creacin de organizaciones sociales de base, construccin de Planes Locales de Envejecimiento, salud y auto cuidado, nivelacin de estudios, etc.,.

-    Las personas adultas mayores son fundamentales para la familia y la comunidad dado que  continan brindando su contribucin a la sociedad, y por lo tanto deben de  tomarse urgentes medidas de apoyo y promocin social.


EXIJIMOS:
   
-    Que los organismos competentes constaten el cumplimiento de todos y cada uno de los compromisos establecidos por los representantes de los gobiernos en la Declaracin Poltica de la II Asamblea Mundial sobre envejecimiento, y en especial lo relacionado con: la adopcin del plan y la promocin del desarrollo de una sociedad para todas las edades (art. 1); "el compromiso contrado en las principales conferencias y cumbres de las Naciones Unidas y en la declaracin del milenio con respecto a la promocin de entornos internacionales y nacionales que promuevan el establecimiento de una sociedad para todas las edades" (Art. 3); El compromiso de incorporar eficazmente el envejecimiento en las estrategias, polticas y acciones socioeconmicas  Reconocer e incorporar la perspectiva de gnero y tener en cuenta necesidades y experiencias de mujeres y hombres de edad  (Art. 8)

-    Que desde los Estados y Gobiernos se promueva el irrestricto respeto de los derechos humanos, teniendo en cuenta que las personas adultas mayores tienen derecho al   disfrute de todos ellos y se creen los mecanismos necesarios y suficientes para la exigibilidad y justiciabilidad de los mismos en casos de violacin y atropellos de derechos.

-    Que los Estados prioricen, e implementen medidas de reparacin integral hacia las personas mayores victimas de los atropellos ocasionados por la violencia estructural, as como por acciones negligentes y punibles acontecidas en la prestacin de servicios pblicos.

-    Que se elabore una Convencin Internacional en defensa de los Derechos de las personas adultas mayores, o un texto equivalente que sea jurdicamente vinculante a fin de fortalecer y facilitar los instrumentos necesarios y suficientes para la reivindicacin de todos sus derechos y orientar programas de promocin y capacitacin, dirigidos a todos los grupos de poblacin, a los funcionarios de las instituciones gubernamentales, y dems entidades relacionadas con el tema en la regin.

-    Que los Estados y los organismos de cooperacin tcnica internacional respeten y reconozcan la vigilancia ciudadana (Comit de Seguimiento); faciliten los recursos necesarios e impulsar y reconocer los mecanismos adecuados para apoyar las diversas formas de organizacin establecidas o que se establezcan para tal fin, en cumplimiento de los Planes sobre Envejecimiento, de la Declaracin Poltica de la II Asamblea Mundial sobre envejecimiento (Art. 17), y de las Declaraciones de la Sociedad Civil (Santiago de Chile 2003 y 2007).

-    Que desde los Estados y Gobiernos se haga efectivo el cumplimiento del derecho a la participacin  en forma autnoma, y al desarrollo de las capacidades de la sociedad civil organizada, en particular de la poblacin adulta mayor. Ello supone la construccin de una sociedad para todas las edades, en un contexto de respeto y revalorizacin socio cultural de la vejez, sin discriminacin por edad, sexo, estado de salud, etnia, origen, religin, lengua y nacionalidad.

-    Que se facilite y fortalezca la participacin y rol de la sociedad civil, y en especial de las personas adultas mayores, en la formulacin, implementacin, monitoreo y evaluacin tanto de las polticas pblicas que deben ser integradas y concertadas-, como de los servicios, programas y proyectos en un marco de anlisis y evaluacin de todas aquellas acciones que se desarrollen a nivel local, subnacional, nacional e internacional en el rea del envejecimiento y la vejez.

-    Que los Estados y Gobiernos creen las condiciones que permitan universalizar la seguridad social como derecho humano, y le garanticen el acceso a la actual fuerza laboral de nuestros pases para llegar a la vejez con mejores condiciones de vida, y libres de pobreza.

-    Que los Estados y Gobiernos otorguen mayor atencin a las necesidades especiales de los refugiados,  desplazados internos y migrantes de edad avanzada, definiendo  los recursos y mecanismos necesarios para su proteccin y la de sus familias.

-    Que se hagan efectivas las recomendaciones 82 y 83 del Plan de Accin de Madrid (2002), referidas al fortalecimiento de los procesos de incorporacin del enfoque gerontolgico en las currculas acadmicas con nfasis en la visin de vejez activa, participativa y saludable.

-    Que se fortalezca y privilegie la investigacin-accin, como un principio fundamental de orientacin para el desarrollo de mayores experiencias, inclusive las de generacin de ingresos, a fin de garantizar que dichos resultados respondan a las caractersticas, potencialidades y habilidades de las personas adultas mayores, tanto como a sus necesidades de desarrollo.

-    Que el Estado entienda que las propuestas de generacin de ingresos no pueden tomarse como una nica propuesta. Es necesario garantizar la dignidad en la vejez a fin de que tales propuestas sean una opcin de las personas adultas mayores, y nunca una necesidad. As mismo, reconocer que para ellas funcionen y sean exitosas se hace indispensable un contexto econmico, poltico y social favorable, y en ese contexto es ineludible que los Estados asuman su responsabilidad en la creacin de las condiciones bsicas (salud, vivienda, alimentacin, educacin, servicios pblicos bsicos) para que las personas adultas mayores, libres de restricciones, puedan dedicarse a dichos emprendimientos.

-    Que las experiencias locales emergentes en Amrica Latina y El Caribe,  dirigidas a favorecer a las personas mayores, sean asistidas, apoyadas y fortalecidas por los diversos organismos locales, subnacionales, nacionales e internacionales, tanto pblicos como privados

-    Que los Estados y Gobiernos del Continente as como los Organismos Internacionales correspondientes hagan efectivos los acuerdos aprobados en este Foro de la Sociedad Civil.


NOS COMPROMETEMOS A:

En el marco participativo en el cual hoy nos encontramos y teniendo en cuenta que resulta ser un imperativo tico luchar por mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores de nuestro continente, como miembros y representantes de la sociedad civil nos comprometemos a:

1.    Continuar con nuestro trabajo para mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores, a nivel nacional y continental,  en la construccin y fortalecimiento del tejido social y sus  redes, y en el impulso de un movimiento social encaminado  a fomentar mayor participacin de personas mayores como sujetos de derecho y como protagonistas en el desarrollo de la Regin.

2.    Fortalecer el trabajo y la dinmica interna de nuestros pases con las instancias de toma de decisiones polticas, administrativas, econmicas y legislativas en la elaboracin e implementacin de polticas publicas y en la generacin de leyes especficas que favorezcan a las personas adultas mayores.

3.    Establecer, coordinar  y desarrollar relaciones de conocimiento, cooperacin y apoyo mutuo con las diferentes instancias regionales y subregionales, como son: MERCOSUR, CARICOM, Comunidad Andina, Corte Interamericana de Derechos Humanos y otras.

4.    Realizar las gestiones pertinentes ante las instancias administrativas, legislativas, organismos nacionales e internacionales para lograr un Acuerdo Internacional de creacin de un instrumento en Defensa de los Derechos de las personas adultas mayores,  que sea jurdicamente vinculante.

5.    Optimizar en cada pas los procesos y mecanismos de observacin, asesora y control social al interior de la sociedad civil, para garantizar la calidad y pertinencia de la aplicacin de polticas y programas para los adultos mayores.

6.    Impulsar formas de organizacin regional, que asuman la realidad de Amrica Latina y El Caribe con el legado de los pueblos originarios, construyendo en el corto plazo una plataforma en la cual la sociedad civil, en sus mltiples expresiones, genere un  proceso de comunicacin permanente.

7.    Entregar y difundir las conclusiones y acuerdos del FORO a los participantes de la Segunda Conferencia Intergubernamental de los pases de Amrica Latina y El Caribe  Sobre Envejecimiento. A su vez,  impulsar un proceso de difusin al interior de nuestros pases, con el fin de que el presente documento de la Sociedad Civil sea conocido y reconocido pblicamente.

Brasilia, Brasil; 3 de diciembre de 2007


La presente Carta de Brasilia fue formulada en el contexto del FORO REGIONAL SOBRE ENVEJECIMIENTO DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE contando con la participacin de 200 personas de 16 pases de la regin y la representaciones de un gran nmero de Organizaciones e Instituciones de la regin, contando con la valiosa presencia de Observadores Internacionales.

 
CSS Menus › qrayg.com