Informaciones

Gerontologa Social Aplicada: Una propuesta de Planificacin Estratgica para el Trabajo Social

Sbado, 28 de Febrero de 2004
Envejecimiento y vejez

(Publicado por la RLG en Septiembre 2003)  Autor: Marcelo Piña Morán (*)

Presentación de la RLG: "Elementos para una reflexión crítica de los Hogares de Ancianos"

Los hogares de adultos mayores tal cual los conocemos en la actualidad son creados a principios del siglo XX; son herederos de las instituciones asilares que con el tiempo y los siglos se transformaron en asilos de viejos, locos y vagabundos, para dar lugar a instituciones solo para adultos mayores.  Les conocemos como hogares de ancianos, asilos, geriátricos, gerontocomios, residencias, etc.

Nacidos en los centros urbanos, respondiendo a transformaciones familiares y sociales, tienen como fin brindar asistencia, casa y comida a mayores en situación de necesidad.  Se les concibe a estas residencias como un recurso más, dentro de la multiplicidad de servicios existentes para los mayores, y como el "últimos recurso" cuando no se cuentan con posibilidades de que los adultos mayores permanezcan en sus lugares habituales.

La realidad muchas veces contrasta con este deber ser y los hogares se convierten en "el recurso", para atender a los mayores.

Los hay de todo tipo:  pequeños hasta 8 camas, medianos hasta 40-50 camas y grandes por arriba de 80-100,  también coexisten algunos de 300-400 camas.  Pueden ser oficiales o privados, municipales o pertenecientes a colectividades, organizaciones religiosas u o­nGs.

Independientemente del tamaño y las prestaciones que brindan de acuerdo a sus características edilicias, la cantidad de personal y profesionales que tienen, la preocupación central reside en el clima institucional, su cultura y el trato con los adultos mayores, es decir  la calidad de atención no sólo medida cuantitativamente sino sobre todo cualitativamente.  El mejoramiento institucional, la posibilidad de transformar estas instituciones de asilos en hogares, está dada por un buen trabajo institucional, una consideración adecuada de los mayores, con sus potencialidades, derechos y deberes y la convicción de vivir integrados al mundo circundante.

El documento de trabajo que ofrecemos hoy, es una reseña de la investigación acción realizada en este campo por el Lic. Marcelo Piña Morán  en la región del Maule, Chile, y consideramos que constituye un aporte significativo en la reflexión crítica sobre el acontecer de estas instituciones. 

Lic. David Zolotow. Corresponsal de la RLG en Argentina



GERONTOLOGÍA SOCIAL APLICADA: UNA PROPUESTA DE PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA PARA EL TRABAJO SOCIAL

(*) Marcelo Piña Morán. Asistente Social, Licenciado en Trabajo Social, Diplomado en  Atención Gerontológica, Diplomado en Pedagogía Universitaria, Master Universitario en Gerontología Social Aplicada, Universidad de Barcelona, España. Director de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica del Maule- VII Región de Chile. Ponencia presentada al V Encuentro de Política Social y Trabajo Social: Participación Ciudadana y Gestión Local, realizado en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica. E Mail : mpina@hualo.ucm.cl

Documento elaborado en el año 2002

1  INTRODUCCION

La realización de esta investigación responde básicamente a la preocupación por la problemática del Adulto Mayor que implica características personales, familiares y comunitarias, así como también opiniones que este grupo etáreo posee respecto a las políticas y beneficios actuales que la sociedad le brinda a este sector poblacional, considerando como eje central de la investigación su percepción en torno al rol social a desarrollar en la sociedad chilena.

Cabe hacer notar, que la Política Nacional del Adulto Mayor plantea la necesidad de integrar a las personas mayores a su familia y a su comunidad, siendo considerada la institucionalización como una alternativa deficiente e inadecuada. Frente a esta situación, interesa centrarse en los Adultos Mayores Institucionalizados, ya que la aplicación de los principios, objetivos y estrategias de la Política Nacional del Adulto Mayor se irán aplicando de manera paulatina, donde seguirán existiendo durante mucho tiempo más  los hogares de ancianos. Al respecto surge la siguiente  pregunta de investigación, ¿cuál es la percepción de rol social que tienen los Adultos Mayores Institucionalizados?.

El Paradigma Epistemológico  interpretativo le da sentido a la metodología cualitativa empleada. Las técnicas utilizadas son la entrevista en profundidad y el grupo de discusión.

Se concluye que el rol social de los Adultos Mayores está en construcción y que es necesario que los hogares planifiquen estratégicamente con y no para los ancianos. 

Se propone un modelo de comunidad-hogar abierto a la comunidad, en la que los Adultos Mayores asumen un rol  activo. Asimismo, se propone una Intervención Social Gerontológica, basada en los siguientes ejes: enfoques epistemológicos, ciencias sociales, enfoques gerontológicos, planificación estratégica, niveles de intervención del Trabajo Social, desarrollo humano y capital social.

Por ultimo, cabe  hacer notar, que debido a la extensión del  trabajo original, en esta ponencia no se incluye el marco teórico, el análisis de los datos y sólo se describen algunas recomendaciones , consignadas en la Tesis " El Adulto Mayor y su Percepción de Rol: una aproximación en el plano personal, familiar y comunitario " , que fuera presentada por el autor de esta ponencia,  como requisito para optar al Grado de Máster  Universitario en Gerontología Social Aplicada  de la Universidad de Barcelona. España.

2 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La Tercera Edad siempre ha sido una interrogante para todos, algunos la definen como la antesala de la muerte y otros la consideran una etapa degenerativa del ser humano. Los más preocupados la valoran, asumen la vejez como un momento especial de la vida en que decantan todas las experiencias obtenidas y se logra el equilibrio espiritual, en su constante búsqueda a lo largo del camino de la existencia.

En el contexto actual, la civilización industrial tiende a valorizar al hombre por lo que produce durante su vida activa más que por el valor en si como ser humano. Tal es la realidad  que vive hoy la población senescente, donde su atención se caracteriza por un sobreproteccionismo que logra resultados contrarios a los nobles fines que se persiguen. El anciano normal se refugia aún más en la soledad y aislamiento cuando vislumbra que es considerado como subespecie de caridad.

El anciano, compilación existencial a imagen y semejanza del grado de desarrollo de la sociedad de que forma parte, anhela con mayor razón a la hora de un crepúsculo no siempre plácido, que se le considere, sin equívocos, como sujeto de su propio que hacer educativo y societario. Para muchos, la vejez es simplemente una etapa del ciclo de vida que se caracteriza porque predominan en ella fenómenos involutivos, esto es, ciertos fenómenos de declinación de las distintas funciones del organismo que, silenciosamente, se han venido gastando a lo largo del tiempo. Lo importante es que el ser humano, al revés de los demás seres vivos, pueda prepararse para la vejez. Sin embargo, el hombre prefiere evitar esta situación, como si la capacidad de envejecer, con su cohorte de miedo a la soledad, la tendencia al aislamiento y el temor a los achaques amenazara sólo al vecino.

Si sabemos que la soledad hogareña se va acentuando, que el mundo de las habituales relaciones sociales se reduce, es necesario motivar al Adulto Mayor para que acreciente su campo de intereses. Por otra parte, si la amenaza de una pérdida tiende afectar el proceso de envejecimiento, debe enfatizarse que esta etapa de la vida se constituye en una gran oportunidad para el despliegue de actividades y tareas que faciliten la participación social de este segmento de la población ( Waldo Cortés:1993; 7)

La situación de vida de los Adultos Mayores es un tema emergente y relevante de la sociedad contemporánea, donde en Chile, al examinar la evolución de los diferentes grupos etáreos se observa " un aumento sostenido, en términos relativos y absolutos, de la población mayor de 60 años, siendo este país uno de los de mayor incremento porcentual de este estrato de edad. En 1992 este grupo representaba el 10% del total de la población ( 1.3 millones de personas), esperándose que en el año 2025 alcance al 16% ( sobre los tres millones de personas"(Programa de Gobierno: 1995, 1).

Dentro de esta perspectiva, resulta significativo señalar que en Chile, sólo en años recientes ha surgido una preocupación sistemática en relación con la atención del senescente. Basta reparar en algunas fechas: en 1974 se estructura el Consejo Nacional de Protección al Anciano (CONAPRAN). Ese mismo año se crea una comisión técnica nacional permanente de senescencia, de breve duración bajo el alero del Ministerio de Educación. El año siguiente surge la Comisión Nacional del Anciano, dependiente del Ministerio de Salud.

Este número creciente de Adultos Mayores debe enfrentar diversos problemas sociales y de salud, siendo necesario entonces, diseñar estrategias de intervención que permitan mejorar el nivel de bienestar de este segmento de la población. Respecto a los servicios sociales existentes en torno a la temática de la Tercera Edad, ha aumentado considerablemente el número de organizaciones públicas del ámbito Ministerial que se han preocupado del tema y que han implementado acciones tendientes a elevar la calidad de vida de los Adultos Mayores, tal es el caso de los Ministerios de Salud, Educación, Vivienda y Urbanismo, así como también, organismos tales como: Servicio Nacional de Turismo, Dirección General de Deportes y Recreación, Fondo Nacional de Solidaridad e Inversión Social, etc. Asimismo, existen iniciativas emprendidas por entidades privadas, o­nGS y Organizaciones de Iglesia.

Conscientes de la vital importancia que este tema ha adquirido en Chile, en Enero de 1995 se creó la Comisión Nacional para el Adulto Mayor, la que estuvo constituida por treinta y ocho personalidades del mundo académico, político,  profesionales de los servicios públicos y de la sociedad civil. La tarea  encomendada a esta comisión, fue la de elaborar una Política Nacional que incluyera propuestas específicas acorde las principales problemáticas y necesidades diagnosticadas en torno a este segmento de la población. El 12 de Marzo de 1996, la política fue sometida a la aprobación del Ejecutivo a través de un Comité integrado por Ministros del Área Social de Gobierno, quienes la evaluaron satisfactoriamente, constituyéndose actualmente en el marco que guía y da sentido a los diversos programas y proyectos que se encuentran en ejecución.

La realización de esta investigación responde básicamente a la preocupación por la problemática del Adulto Mayor que implica características personales, familiares y comunitarias, así como también opiniones que este grupo etáreo posee respecto a las políticas y beneficios actuales que la sociedad le brinda a este sector poblacional, considerando como eje central de la investigación su percepción en torno al rol social a desarrollar en la sociedad chilena. La premisa de esta investigación, es la problemática que presenta la escasez de información y conocimientos existentes sobre los Adultos Mayores Institucionalizados en la Región del Maule, problemática que se refleja a nivel nacional.

Para entender porqué se escogió este tema, conviene explicar que ésta investigación tiene dos referentes. En primer lugar, se basa en una de las situaciones diagnosticadas en la Política Nacional del Adulto Mayor, donde se señala que " desde un punto de vista sociocultural, se puede señalar que el rol de los Adultos Mayores en la sociedad actual es inexistente y que esta carencia está asociada a valoraciones negativas sobre la vejez. El núcleo de esta realidad constituye el circulo vicioso de la exclusión que afecta a este grupo, y lo reduce a un rol pasivo en relación a sus problemas. Para modificar esta situación, es importante tener presente que las causas del deterioro actual de los individuos en la vejez, no son solamente biológicas, sino que responden en gran medida, a una serie de pautas culturales que los limitan y no les permiten desarrollarse"(Política Nacional del Adulto Mayor,1996:5).

El segundo referente, es una investigación desarrollada por la socióloga Carmen Barros en la sociedad Chilena, donde se concluyó que  las condiciones sociales de vida, dependen fuertemente de tres cambios que se producen en la sociedad junto al hecho de envejecer y que inciden tanto en el grado de satisfacción de las necesidades básicas como en las oportunidades de actualizar las potencialidades de quienes envejecen, ellos son:

a) El debilitamiento en la capacidad física experimentada al envejecer, la deficiente respuesta social frente a ello y la consiguiente aparición de limitaciones en la autonomía funcional, muchas de las cuales podrían haberse prevenido.

b) La pérdida de la actividad económica y la consiguiente disminución del ingreso.

c) La desvalorización social y la ausencia de un rol social de viejo.

Para efectos de esta investigación, se enunciará de manera general el referido a la falta de rol e ideología del viejismo, donde se menciona que " las respuestas sociales al deterioro biológico y el retiro forzoso del trabajo productivo, combínanse para constituir los fundamentos sobre los cuales se construyen las ideas acerca de lo que son la vejez y los viejos. Entre nosotros prevalece una ideología que podríamos tildar de "viejismo". Ella define la vejez como una etapa de mera decadencia en lo físico y lo mental y proyecta sobre los viejos una imagen de incapacidad, de inutilidad, de obsolescencia y de rigidez. Lo anterior, repercute directamente en los ancianos, pues al hacer suyas éstas ideas, acaban por percibirse a sí mismos en tales términos. De ahí que acepten su deterioro como algo fatal y que tiendan a sumir una actitud de resignación y apatía frente a lo que les acontece, restringiendo así cualquier iniciativa de superación. La falta de un rol de viejo se considera tan crucial que en una primera aproximación al tema de la vejez se hipotetizó que sus problemas se explicaban por el desface entre el avance científico-tecnológico, que ha permitido un fuerte aumento en las expectativas de vida y el retiro del trabajo de los más viejos y el rezago cultural en definir un contenido para el rol que le cabría desempeñar a los ancianos en la sociedad.

La sociedad no ha definido el contenido del rol de viejo, careciendo aún de una definición sociocultural del conjunto de actividades que serían específicas de los ancianos en cuyo desempeño éstos podrían percibirse útiles y al mismo tiempo lograr un reconocimiento social. La ausencia de éstas definiciones dificulta el cumplimiento de la autorrealización de los ancianos. La falta de tareas especificadas culturalmente conlleva la dificultad para saber en que concentrar los esfuerzos y en qué volcarse de modo de actualizar las propias potencialidades"(Carmen Barros,1994:36).

Cabe hacer notar, que la Política Nacional del Adulto Mayor plantea la necesidad de integrar a las personas mayores a su familia y a su comunidad, siendo considerada la institucionalización como una alternativa deficiente e inadecuada. Sin embargo, en otros países como España, con una larga experiencia en el tema, se plantea que " si bien en algún momento la valoración de los hogares no ha sido muy positiva, por sus indudables rasgos de marginalidad, una evaluación más profunda y a largo plazo de los mismos muestra el importante papel que estos centros han desempeñado y aún continúan cumpliendo" ( Ignacio Montorio:1999,213).

Frente a esta situación, interesa centrase en los Adultos Mayores Institucionalizados, ya que la aplicación de los principios, objetivos y estrategias de la Política Nacional del Adulto Mayor se irán aplicando de manera paulatina, donde seguirán existiendo durante mucho tiempo más  los hogares de ancianos.

Es necesario entonces, conocer la opinión de los propios Adultos Mayores respecto a su rol social, de esa forma se pretende recordar que si bien  es necesario que los Adultos Mayores permanezcan en su familia y se integren a su comunidad, existen personas mayores que  ingresan a  hogares de ancianos. Se espera que esta investigación contribuya a retroalimentar a los profesionales y encargados de los hogares de larga estancia, de tal forma que no olviden que los principales actores sociales son precisamente las personas mayores.

3 PREMISAS TEORICAS QUE SUSTENTAN LA INVESTIGACION

Esta investigación parte de dos premisas básicas, la primera se enmarca dentro de una perspectiva teórica, ya que se basa en el Paradigma Interpretativo, donde se plantea que "la realidad social está construida sobre los marcos de referencia de los actores. Así, existen múltiples realidades construidas por los actores individuales. Por eso, la "verdad" no es única, sino que surge como una configuración de los diversos significados que las personas le dan a una cierta situación", " no hay posibilidad de establecer conexiones de causa a efecto entre los fenómenos estudiados debido a la continua interacción mutua que se da entre los hechos sociales y a la multiplicidad de factores y de condiciones que se dan en el campo de su desarrollo" (Guillermo Briones:1999; 133). " El principal paradigma teórico adscrito al paradigma interpretativo es la gran teoría de Weber. En tal paradigma y diversas concepciones de la fenomenología se basan teorías específicas como el interaccionismo simbólico, la etnometodología y una parte de la teoría de la acción comunicativa de Habermas" (Guillermo Briones:1999;134). , Interesa profundizar en torno a las bases fenomenológicas de las ciencias sociales, donde Schutz al referirse al mundo de la vida cotidiana señala" la primera tarea para la construcción de una sociología sobre base fenomenológica, consiste en caracterizar algunas de las construcciones de sentido común empleadas por los hombres en su vida cotidiana. Ellas deben servir de base para construir los objetos de los cuales se preocupan las ciencias sociales" ( Guillermo Briones:1999;p 89). 

En el proceso de interacción las personas comunican símbolos y significados a aquellas con las cuales interactúan, siendo fundamental entonces, conocer la percepción de rol social que tienen los Adultos Mayores Institucionalizados. Al respecto surgen un conjunto de interrogantes que se pretenden responder con esta investigación, ¿cuál es la percepción de los Adultos Mayores en torno a sus necesidades en su vida cotidiana al interior de la institución?, ¿cuál es la percepción de rol de los Adultos Mayores en relación con su grupo familiar?, ¿cuál es la percepción de los Adultos Mayores en torno al rol a desempeñar en las instituciones que los acogen? y ¿cuál es la percepción de los Adultos Mayores en torno a sus expectativas de participación social en la sociedad chilena?.

La segunda premisa consiste en la opción de ubicar este estudio desde la perspectiva del Trabajo Social Gerontológico, donde existe muy poco material centrado en Adultos Mayores. Cabe hacer notar que en este proceso,  son claves y primordiales los fundamentos teóricos  de la Gerontología Social , donde se espera que esta investigación se constituya en un marco de referencia para los Trabajadores Sociales interesados en esta temática.

La investigación contempla el planteamiento del problema ( ya presentado), el diseño del trabajo, desarrollo del trabajo y análisis del material, conclusiones y sugerencias. 

4 OBJETIVO GENERAL:

Analizar la percepción de rol social de los Adultos Mayores Institucionalizados  en el plano personal, familiar y comunitario.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

· Conocer la percepción de los Adultos Mayores Institucionalizados, en torno a sus necesidades en su vida cotidiana.

· Identificar la percepción de rol social de los Adultos Mayores Institucionalizados, en relación con su grupo familiar.

· Conocer la percepción de los Adultos Mayores Institucionalizados, en torno al rol a desempeñar en las instituciones que los acogen.

· Identificar la percepción de los Adultos Mayores Institucionalizados, en torno a sus expectativas de participación social en la Sociedad Chilena.

5     PROCEDIMIENTOS  METODOLÓGICOS

Desde la metodología cualitativa, el investigador ve el escenario y a las personas desde una perspectiva integral-holística por ello los grupos humanos no son reducidos a variables, sino que desde esta perspectiva metodológica lo que se usa son categorías de análisis, denominadas así, las referentes a un concepto que abarca elementos o aspectos con características comunes o que se relacionan entre sí. Partiendo de la base que para construir una categoría se debe tener presente que hay que tener un único punto de partida y que éste  debe ser exhaustivo y también excluyente. La gran categoría para esta investigación es la percepción, desde allí intenta conocer a las personas desde el marco de referencia de ellas mismas. Por otra parte, no se busca la verdad, sino la comprensión ( Verstehen) detallada de las personas, respecto del tema de estudio, este tipo de método está destinado a asegurar un estrecho ajuste entre los datos y lo que la gente realmente dice o hace, para ello se observa a las personas en su hábitat, en la vida cotidiana, escuchándolas hablar sobre lo que hay en su mente. " Lo que la gente dice y hace, es producto del modo en que se defina su mundo" ( Taylor y Bogdan:1992,23).

Para efectos de este estudio, se pretende comprender la dinámica o movimiento interno de los Adultos Mayores Institucionalizados, la percepción de su propia realidad circundante, es decir, interpretar desde su visión el cómo vivencian y entienden su participación social hoy, su participación social en el pasado y su participación social futura. Lo mismo respecto de su familia y de sus necesidades tanto básicas de subsistencia como de autorrealización.

El diseño es uno de los pasos importantes  dentro de todo proceso de investigación. Lo relevante para estudios cualitativos es la flexibilidad que este tenga para ajustarse a los sujetos investigados.

Uno de los requisitos que deben cumplir los estudios cualitativos para ser válidos y confiables se refiere a la Triangulación, Gloria Pérez Serrano señala que " las técnicas triangulares de investigación en ciencias humanas y sociales intentan señalar o explicar más concretamente la riqueza y complejidad del comportamiento humano con el fin de estudiarlo desde diferentes pespectivas"(Gloria Pérez :1994,82). En este sentido y para este estudio se utilizarán dos técnicas de recolección de datos, la Entrevista en Profundidad, entendida como " reiterados encuentros cara a cara entre el investigador y los informantes, encuentros dirigidos hacia la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas, experiencias o situaciones tal como las expresan con sus propias palabras. Las entrevistas en profundidad siguen modelos de conversación entre iguales y no de un intercambio formal de preguntas y respuestas" ( Taylor y Bogdan:92,101). Esta técnica se aplicará a cada uno de los sujetos de estudio.

La segunda técnica de recolección de datos que se utilizará es el Grupo de Discusión, que tiene por objetivo el habla de la gente, lo que se dice " se asume como el nudo crítico en que lo social se reproduce y cambia. En el hablar o decir se articula el orden social y la subjetividad: en el hablar la sociedad se subjetiviza y la subjetividad se socializa" ( Canales y Binimelis: 1990, 107). En suma el investigador habla con un grupo que conversa. Para que se produzca la triangulación es necesario utilizar más de una técnica en distintos momentos de la investigación, en este estudio se utilizará primero la entrevista en profundidad y una vez analizada acorde a los tópicos relevantes, se planifica el grupo de discusión que se lleva a cabo con todos los sujetos separados en dos grupos, el criterio a considerar será la procedencia geográfica, llevándose a cabo uno en la ciudad de Talca y otro en la ciudad de Curicó, de la Séptima Región de Chile.

Por otra parte se utilizará también el criterio de saturación, que consiste en recoger toda información que entregue el sujeto, hasta que éste comience a repetir la información entregada.

Respecto de la validez interna de los estudios cualitativos, se dice que ésta existe cuando la información obtenida a través de técnicas seleccionadas es creíble y da cuenta efectivamente de la realidad estudiada (lo que tiene directa relación con la saturación). La validez externa es la capacidad de transferir los datos a otros estudios, situación que se da, ya que esta investigación es la primera etapa de una línea de investigación del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Católica del Maule.

Para llevar a cabo este estudio, se utilizará básicamente el esquema planteado por Janice Morse y que da a conocer Miguel Valles. Este se refiere a una serie de fases que todo estudio debe cumplir, es así como en la Fase de Reflexión, al momento de identificar el tema y la pregunta de identificación, se procede al análisis de la experiencia práctica del investigador principal, Marcelo Piña, quien se desempeñó como Asistente Social del Hogar de Cristo Filial - Talca.  Asimismo, se reflexiona en torno al trabajo realizado por uno de los coinvestigadores en el Hogar de Ancianos de la ciudad de Molina, como Profesor de Educación Física. Posteriormente, se procederá al análisis bibliográfico y se selecciona el problema de investigación.

La perspectiva paradigmática ( explicitada en el planteamiento del problema), dice relación con los postulados de Herbert Blumer, quien al referirse al Interaccionismo Simbólico señala que:

"1. Los seres humanos actúan hacia cosas sobre la base de significados que estas tienen para ellos".

2. El significado de tales cosas se deriva, o surge, de la interacción social que uno tiene con los demás.

3. Estos significados se manejan y modifican por medio de un proceso de interpretación que utilizan las personas al tratar con las que se encuentran"( Schwartz y Jacobs: :1995,47).

De ese modo, " de los grupos de individuos que interactúan surgen los procesos sociales que producen los significados. A su vez, de los significados se producen las realidades que constituyen el mundo real dentro del cual transcurre la vida de los individuos del grupo. Finalmente ese mundo real socialmente constituido es el que sirve como base de las acciones de un individuo, esto es, el mundo en el cual él vive y con el cual trata continuamente sobre una base cotidiana"( Schwartz y Jacobs:1995,48).

Anthony Giddens plantea que el Interaccionismo Simbólico es la postura que presta " mayor atención al individuo activo y creativo que cualquier otro enfoque" ( Giddens:1994,752). Por su parte, Georg Hebert Mead, dice que los seres humanos se desarrollan imitando a los otros, sería así como los niños inician sus aprendizajes, imitando a través del juego el comportamiento de los adultos, realizado acciones que los adultos hacen, poniéndose en el lugar del otro, de ese modo aprenden que ellos son independientes de los otros, captan entonces el significado de ser si mismo" … Según Mead, tenemos conciencia de uno mismo cuando aprendemos a distinguir el mi del yo" ( Giddens:1994,105).

En la Fase de Planeamiento y entrada al campo de trabajo, se seleccionó como contexto los Hogares de Ancianos, donde hubiese facilidades de contar con autorización para efectuar la investigación . El Investigador responsable y los dos coinvestigadores, aplicarán la Entrevista en Profundidad a los Adultos Mayores, la que posteriormente se transcribe, ordena y procesa en la matriz. Posteriormente, se realizarán los respectivos Grupos de Discusión. En esa instancia se espera realizar la triangulación de las técnicas de investigación.

El muestreo para los estudios cualitativos " exige que el investigador se coloque en la situación que mejor le permita recoger la información relevante para el concepto o teoría buscada. El muestreo se orienta a la selección de aquellas unidades y dimensiones que le garanticen mejor la cantidad ( saturación) y la calidad ( riqueza) de la información" ( Ruíz O:1996,65).

De esa forma se opta por el Muestreo Intencional Opinático, ( Ruiz O: 1996,64), ya que el equipo de investigadores definió varios criterios para la selección de los 10 Adultos Mayores a estudiar, los que se describen a continuación:

*Mayor de 60 años

*Con más de seis meses en la Institución

*Autovalentes ( certificado por la respectiva institución)

*Que voluntariamente quisieran participar del estudio.

En la Fase de Recogida de Datos, se procede efectivamente a aplicar las técnicas anteriormente descritas, para más adelante efectuar el análisis preliminar de la información, que consiste en incorporar a la matriz de respuesta de las preguntas efectuadas, a través de dos técnicas y construida en base a las categorías, subcategorías y los objetivos específicos planteados. El procedimiento que se lleva a cabo es una matriz para cada entrevista y cada grupo de discusión.

La Fase de Salida de Campo, se realiza al momento de terminar con las entrevistas y concluir con los grupos de discusión. Posteriormente se efectúa el análisis intenso, que consiste en incorporar a la matriz todas las respuestas obtenidas de los sujetos investigados tanto en entrevistas como en grupo, elaborando ahora una matriz que incluya la información seleccionada de todas las entrevistas y grupos de discusión.

Una vez elaborada la matriz final, se procede a relacionar las respuestas de los sujetos de estudio con las categorías de investigación y con el marco teórico y de referencia. Cabe hacer notar, que no existe un modelo único para analizar las informaciones y cada evaluador irá perfilando su propio proceso de alambicado semántico. Miguel Angel Santos, los agrupa en análisis arbóreo funcional, análisis arbóreo epistemológico, análisis comprensivo, análisis abierto y análisis significativo. Para efectos de esta investigación, el tipo de análisis empleado se acerca al análisis comprensivo, ya que" siguiendo a  Taylor y Bogdan vamos a proponer un método de tratamiento de los datos, articulado sobre la comprensión de los mismos y sobre el rastreo de sentido a través de la búsqueda de categorías fundamentales en los hechos descritos"( Santos:1990,131).

Por último, se realiza la Fase de Escritura, donde se le da cuerpo al informe final que es uno de los productos entregados por la investigación.

5.1 Ideas Matrices

Este estudio, al ser cualitativo, carece de explicación explícita y más bien se habla de ideas matrices ( no hipótesis) que estructuran el trabajo. Dentro de esta perspectiva, la idea central de esta investigación se refiere al hecho de que este segmento de la población carece de un rol social, donde el anciano al no formar parte de la población activa, queda privado del status que proporciona el producir, así como liberado de diversas obligaciones constituyentes de un rol social. Avanzar en esta materia es clave, razón por la que esta investigación, desde la perspectiva de la GERONTOLOGÍA SOCIAL APLICADA, pretende dar a conocer la percepción de los Adultos Mayores Institucionalizados en torno a su rol social, ya que  esto influye en su  calidad de vida. Los Hogares de Ancianos invierten recursos económicos, humanos, materiales y de infraestructura en soluciones que no responden a sus necesidades más urgentes ni a su realidad individual, familiar y comunitaria. Al respecto se debe mencionar que en la Región del Maule no existen estudios de Adultos Mayores Institucionalizados, en torno a sus opiniones y necesidades reales, por lo que este trabajo contribuirá a llenar vacíos de conocimientos, que permitan diseñar estrategias de intervención tendientes a satisfacer con mayor efectividad las necesidades de los Adultos Mayores Institucionalizados.

Esta investigación no pretende formular una teoría en torno al tema de la Tercera Edad, sino que sólo se desea analizar los fundamentos que plantean la inexistencia de un rol social, a la luz de la opinión de los Adultos Mayores Institucionalizados.

En el aspecto práctico, se ha evidenciado la necesidad y demanda de servicios a esta población. De manera similar, es evidente la escasez de profesionales preparados en este campo para atender las necesidades de este sector de la población. En el Trabajo Social, así como en otras disciplinas de las Ciencias Sociales, existe una demanda por el tipo de información y contenido que permita dirigir y aplicar las prácticas profesionales al trabajo con Personas Mayores. La práctica del Trabajo Social con esta población requiere, por lo tanto, una base de conocimientos sobre la vejez como punto de partida hacia el desarrollo de unas destrezas y técnicas específicas en la atención a este grupo etario.

Esta falta de información y documentación desde la perspectiva del Trabajo Social, ha provocado que el conocimiento se base en mitos y estereotipos que desestiman el Trabajo Social con la población anciana y además se tiende a creer que no es atractivo dedicarse a este campo, siendo el propósito fundamental de esta investigación proveer una herramienta, para el desarrollo de la capacidad y sensibilidad de Trabajadores Sociales u otros profesionales del servicio humano en su trabajo con Adultos Mayores, sus familiares y especialmente las instituciones de la Tercera Edad.

6 CONCLUSIONES

 6.1 La Utilidad del Marco Referencial

El marco referencial propuesto demostró ser útil para analizar empíricamente la percepción de rol social de los Adultos Mayores Institucionalizados. Cuando se analiza la vejez en una perspectiva histórica, se plantea que el envejecimiento es un proceso que está rodeado de muchas concepciones falsas, de temores, creencias y mitos. A su vez, la vejez como etapa de vida es un concepto cargado de inquietud, de fragilidad y a veces de angustia. Persisten, aún en tiempos modernos, ideas que datan de épocas muy lejanas. La imagen que se desprende de las mitologías y leyendas varía de cultura en cultura, de tiempo en tiempo y de lugar en lugar, no existiendo una concepción única o definitiva de la vejez.

Es necesario a analizar, que desde un punto de vista antropológico, la ancianidad es un concepto básicamente cultural, siendo relevante considerar esta variable al momento de planificar acciones en favor de  este segmento de la población. Se debe tener presente el concepto de multiverso, que plantea que existen tantas realidades como personas, dando énfasis al significado que los propios Adultos Mayores le asignan a esta situación.

Con relación a la modernidad y tercera edad, se comienza describiendo su origen en América Latina, así como su influencia en diversas áreas de la realidad social. Posteriormente se analizan los efectos de la modernidad sobre la tercera edad, donde se menciona que la civilización industrial tiende a valorizar al hombre más por lo que produce en su vida activa, que por su valor en sí como ser humano y tal es la realidad que vive hoy la población senescente. Sin embargo,  es necesario analizar que el hombre no es sólo ETHOS, vale decir, forma de actuar, modo de vivir, sino también PATHOS, forma de sentir. La manera en que  se siente es también la manera como  se vive y como se percibe el mundo, siendo relevante conocer la percepción que los Adultos Mayores Institucionalizados tiene respecto a su rol institucional y social. Al considerar al hombre de este modo, se abre una nueva mirada respecto a la sensibilidad del Adulto Mayor y a su aporte a la sociedad actual, el que no debe ser sólo considerado en función del actuar o producir, sino que también del sentir. Según el relato de los Adultos Mayores estudiados, el apoyo que se les debe brindar no debe ser sólo instrumental, en cuanto a bienes y servicios, sino que por el contrario, debe ser cada vez más afectivo, de modo tal que permita enfrentar de mejor forma las pérdidas y problemas de esta etapa de la vida.

En el plano sociológico, surgen dificultades en el proceso de ajuste del anciano a los cambios que involucra el envejecimiento. Éstos cambios se refieren básicamente a transformaciones en las capacidades y en el modo como el anciano se inserta en la estructura social. Por lo tanto, para comprender las modificaciones y los conflictos que enfrenta el anciano hay que considerar algunas características de nuestra sociedad contemporánea. La persona "útil" es aquella que posee fuerza y rapidez al servicio de una producción eficiente, donde la experiencia y dominio de un oficio en un individuo de más edad resulta de poca utilidad. Resulta tradicional la expresión de que los Adultos Mayores tiene un " rol sin rol", vale decir, una posición social carente de obligaciones. El hecho de que el anciano no forme parte de la población activa, significa que queda privado de status que proporciona el producir, así como liberado de diversas obligaciones constituyentes de un rol social. Sin embargo, es necesario entender la vejez como una etapa vital, siendo considerada sólo como otra etapa de la vida. Las limitaciones surgen por las condiciones presentes en el contexto social, así como por las características individuales de los Adultos Mayores. Se acepta que es un período donde existen ciertas limitaciones, pero  a la luz del relato de los Adultos Mayores, también se deben resaltar sus potencialidades, tales como: experiencia, madurez vital y serenidad de juicio. La Política Social del Adulto Mayor Chileno, se basa en una concepción de envejecimiento activo y satisfactorio, siendo su objetivo primordial el lograr un cambio cultural de toda la población frente al trato y valoración de los ancianos, enfatizando su integración a la familia y a la comunidad. Sin embargo, no se menciona el papel que deben asumir los Hogares de Ancianos, los que van a seguir funcionando y atendiendo a las personas que carecen de un soporte familiar y comunitario. Es de esperar que con la creación del Servicio Ministerial del Adulto Mayor, se planifiquen estrategias que permitan mejorar la atención que se brinda en los hogares de ancianos y mejorar la calidad de vida de este segmento de la población.

6.2 Principales hallazgos por categoría de análisis.

 6.2.1   Necesidades

Los Adultos Mayores señalan que es importante el apoyo afectivo que deben brindar sus familiares, vale decir, visitarlos permanentemente, escucharlos con atención, ser atentos, cordiales y demostrar preocupación por su estado actual. La familia continúa siendo una fuente importante de gratificaciones, siendo fundamental que se generen instancias de encuentro entre los residentes y su grupo familiar. En caso de no tener familia, los apoderados o personas que asumen esta responsabilidad, deben ser formados respecto a la importancia de apoyarlos afectivamente, ya que de esa manera están supliendo el soporte familiar del que carecen.

Los Adultos Mayores señalan que son bien atendidos al interior de la institución, ya que satisfacen sus necesidades fisiológicas y están contentos con los servicios otorgados. Sin embargo, manifiestan que los talleres, actividades o tareas no son planificadas acorde a sus intereses.

Con relación a las personas que brindan  cuidado y apoyo a los Adultos Mayores, éstas se pueden dividir en funcionarios, voluntarios y  familiares. Respecto a los funcionarios, los definen como personas que tiene " buena voluntad", vale decir, que están dispuestos a apoyarlos y entregar los medios y recursos que les permitan satisfacer sus demandas. En relación a los voluntarios, señalan que su apoyo es esporádico e inconstante, no existiendo un compromiso con los Adultos Mayores. En cuanto a los familiares, señalan que éstos no tienen un sentido de pertenencia con la institución.

 6.2.2 Percepción de rol de los Adultos Mayores en relación con su grupo familiar

En relación a su ingreso, algunos fueron ingresados sin ser consultados y otros porque quedaron solos. La relación actual que mantienen con su familia, se caracteriza por presentar situaciones diferentes para cada caso, por un lado, existen quienes mantienen una interacción permanente con sus familiares, y por otra parte, están quienes tienen un escaso o ningún tipo de apoyo con sus familiares.

Es necesario que las instituciones, consideren un "trato especial" para aquellas personas que carecen del apoyo familiar, ya que si no se cuenta con este tipo de apoyo, se produce en las personas los efectos del hospitalismo. El sentimiento de necesidad afectiva se intensifica aún más ante la presencia de una enfermedad, ante lo cual se debe destacar que los Adultos Mayores entrevistados, pese a ser autovalentes, padecen en su mayoría de algún tipo de enfermedad, siendo un  factor importante de considerar al momento de efectuar una intervención individual-familiar.

Es importante considerar la formación continua de los apoderados o familiares, ya que permite aumentar el vínculo con los Adultos Mayores. Se deben tratar temáticas gerontológicas vinculadas a los tipos de apoyo, duelos y pérdidas, servicios sociales, política social y mitos y estereotipos.

Los Adultos Mayores señalan que las funciones o tareas que asumían en sus respectivos grupos familiares, eran barrer, cortar mora, cortar leña, aseo, cuidar el jardín o cualquier apoyo a labores domésticas. Los entrevistados señalan que su papel al interior de la familia es limitado, siendo percibidos como inútiles e improductivos.

 6.2.3 Percepción del Adulto Mayor en torno al rol a desempeñar en las instituciones que los acogen.

Algunos Adultos Mayores se interesan por desarrollar algún tipo de tarea al interior de la institución. Sin embargo, su estado de salud les impide llevarlas a cabo. Éstos deben integrarse a tareas y actividades acorde a sus posibilidades e intereses. Debe descartarse la idea de que el ocio sólo pertenece a los cuerpos funcionalmente aptos. Existen actividades reducidas que tienen resultados para personas limitadas.

Por otro lado, están quienes tienen un estado de salud que les permite desarrollar actividades y tareas, siendo mencionadas las siguientes: hacer la pieza, bañarse sola, gimnasia, regar las plantas, cuidar el perro, lavar y en actividades de apoyo al quehacer institucional. Es necesario considerar los tipos de personalidades en la tercera edad al momento de analizar la situación individual de los Adultos Mayores, éstos son: maduro, pasivo, defensivo, colérico y autoagresivo.

El trabajo que se realice se debe basar en la planificación estratégica incorporando a los Adultos Mayores en la situación inicial, diseño de trayectoria, trayectoria y situación deseada. La satisfacción que conlleva el hecho de participar de actividades al interior de la institución, debe ser considerada como un elemento primordial al momento de programar acciones en favor de las personas mayores. 

 6.2.4 Percepción de los Adultos Mayores en torno a sus expectativas de participación social en la Sociedad Chilena.

En relación a la familia, las opiniones de los entrevistados representan un sentimiento de malestar surgido del alejamiento de sus familiares, de quienes sólo esperan que los visiten más y se preocupen de los trámites posteriores a su muerte. Es fundamental el apoyo emocional que pueden brindar los familiares, ya que de esa forma los Adultos Mayores se sienten valorados y respetados.

A nivel social, mencionan su interés en ayudar a los niños de escasos recursos. Indudablemente éstos se interesan en desempeñar su rol de abuelos, siendo importante que las instituciones planifiquen actividades con niños, donde se genere un vínculo permanente. El apoyo que más valoran no es el que reciben, sino que el que entregan a los demás.

Esperan que la sociedad les retribuya el esfuerzo y trabajo, a través de un mejoramiento en sus condiciones sociales y por ende en su calidad de vida. Se refieren en este punto, a que el gobierno aumente el monto de las pensiones y mejore los servicios que se le otorga a este segmento de la población.

 6.2.5  Vinculación de los hogares de ancianos con su entorno.

Los Adultos Mayores manifiestan que no existe un apoyo permanente de los familiares, apoderados y voluntarios de la institución. Se puede concluir que los hogares de ancianos no se relacionan con la comunidad territorial en la que se encuentran insertos, así como tampoco generan  espacios de participación social para que los Adultos Mayores desarrollen tareas y actividades fuera del hogar. Las expectativas de participación social mencionadas por los ancianos, dan cuenta de su interés en apoyar a otros segmentos de la población. Al considerar este planteamiento, se hace necesario que los hogares de ancianos valoren el aporte  que éstos pueden otorgar a los demás y generen las instancias para que los Adultos Mayores puedan canalizar sus inquietudes. Se trata de planificar un modelo de trabajo en los hogares de ancianos abierto a la comunidad, donde los ancianos se sientan integrados y útiles a la sociedad a cual pertenecen.

No se debe olvidar que existe una capacidad instalada en los Adultos Mayores, que se traduce en su capital social, siendo éste fundamentalmente su experiencia y sabiduría.

6.3 Ideas matrices de la investigación.

 6.3.1 La Primera Idea Matriz,

Se refiere a la inexistencia de un rol social planteada en la Política Nacional. Al respecto cabe hacer notar, que  Los Adultos Mayores Institucionalizados manifestaron que su rol social estaría dado por el traspaso de sus experiencias a los más jóvenes, siendo testigos del pasado e inspiradores de sabiduría para el futuro. A su vez, manifiestan una gran preocupación por asistir a aquellas personas que sufren por algún tipo de patología social, como por ejemplo los niños abandonados.

Consideran que su rol al interior de la institución, consiste en participar de los quehaceres institucionales tales como: aseo, cocina y limpieza, además de incorporarse a diversos talleres de manualidades, gimnasia y actividades recreativas. Sin embargo, se quejan de dos situaciones, la primera se refiere al hecho de que las personas que están a cargo del desarrollo de los talleres, no se comprometen a realizar un trabajo permanente, abandonando sus funciones y no demostrando un real compromiso hacia los Adultos Mayores. La segunda situación, se refiere a la planificación poco participativa imperante en el hogar de ancianos, donde no se consideran los intereses y aptitudes en la preparación de actividades, sino que por el contrario, se desarrollan tareas y actividades que el equipo de trabajo de la institución considera más relevantes.

Se puede conjeturar entonces, que los Adultos Mayores  tienen claras las obligaciones asociadas a su rol social. Lo que ocurre es que la sociedad y por ende las instituciones de la tercera edad, no escuchan la opinión de los senescentes, vale decir, prevalece una postura tendiente a desvalorizar socialmente a la vejez. Lo anterior, significa que se deben brindar los recursos necesarios para canalizar las reales inquietudes de los Adultos Mayores, de tal forma que se sientan incorporados en el proceso de toma de decisiones y no como ocurre en la actualidad, cuando sólo se invita a participar a los Adultos Mayores de actividades ya planificadas de antemano por los equipos de trabajo que conforman las instituciones. Es de esperar que la Política Nacional y el Servicio Ministerial del Adulto Mayor, fomenten una participación activa, donde se trabaje con y no para los ancianos.

Se debe entender al rol como las expectativas de conductas que existen en torno a una determinada unidad social, en este caso los ancianos. Al momento de analizar el rol social del Adulto Mayor, es imprescindible hacer la distinción entre las tres dimensiones del rol, éstas son las siguientes:

Rol Esperado:  las conductas y tareas socioculturales que la sociedad cree que los Adultos Mayores deben realizar.

Rol Percibido: las conductas y tareas socioculturales que los ancianos creen que deben realizar.

Rol Desempeñado: las conductas y tareas socioculturales que los ancianos desarrollan actualmente.

La inexistencia de un rol social planteada por la Política Nacional del Adulto Mayor, se refiere sólo al rol esperado, ya que no incorpora la opinión de los principales actores en  su definición. Además cuando se menciona inexistencia se está negando la posibilidad de que  los ancianos actualmente realicen tareas, lo que reafirma una vez más los mitos y estereotipos que desvalorizan a la vejez. Según los resultados de esta investigación, es mejor señalar que el rol social de los Adultos Mayores está en construcción y que en ésta definición de rol social, los Adultos Mayores son los interlocutores válidos.

 6.3.2 La Segunda Idea Matriz

Se refiere a la escasez de material teórico y referencial del Trabajo Social con Adultos Mayores. Es de esperar que esta investigación efectivamente se constituya en un marco de referencia para los Trabajadores Sociales interesados esta área.

Como resultado de esta investigación, se proponen los siguientes ejes a considerar al momento de realizar una Intervención Social Gerontológica, que permita proponer estrategias de Trabajo Social Gerontológico centradas en el proceso y que se orienten a favorecer la autonomia de los Adultos Mayores :

 INTERVENCIÓN GERONTOLÓGICA SOCIAL  Enfoques epistemológicosCiencias socialesTeorías y enfoques gerontológicosPlanificación estratégicaNiveles de intervención del Trabajo Social Desarrollo humano/ Capital social

Cada uno de los elementos que contempla esta propuesta de Intervención, se desarrollará en las sugerencias.

6.4 Ideología del viejismo en los funcionarios y voluntarios de la institución.

Entre los funcionarios y voluntarios de los hogares de ancianos, prevalece la ideología del viejismo, es decir, la presencia de mitos y estereotipos que no les permiten potenciar las capacidades de los Adultos Mayores. Esto se  manifiesta en la programación de los talleres y actividades, siendo organizados para y no con los Adultos Mayores. En ese contexto se manifiesta una contradicción, ya que por una parte se pone énfasis en un envejecimiento activo- satisfactorio, y por otro lado,  el equipo define las tareas que los Adultos Mayores deben realizar. Se requieren de cursos de formación gerontológica, donde se analicen las consecuencias de la ideología del viejismo y se den a conocer estrategias de intervención que permitan potenciar el capital social de los Adultos Mayores.

7 PROPUESTAS

Las propuestas que se mencionan a continuación,  son sólo una síntesis, de  lo que se encuentra desarrollado en profundidad en la Tesis " El adulto Mayor y su percepción de Rol: Una aproximacvión en el plano personal, familiar y comunitario " , que fuera presentada por el autor de esta ponencia,  como requisito para optar al Grado de Máster  Universitario en Gerontología Social Aplicada de la Universidad de Barcelona. España.

7.1 Es necesario que se programen cursos para profesionales, personal de trato directo, voluntarios, familiares y Adultos Mayores. Se sugiere que los cursos se realicen con pequeños grupos, ya que facilita la implementación de una metodología participativa, basada en los principios de la educación de adultos. Se deben utilizar técnicas participativas al momento de analizar cada uno de los contenidos, como por ejemplo técnicas de animación, análisis, organización, comunicación y evaluación, donde el eje lo constituya la "toma de conciencia" de los temas gerontológicos.  7.2 Basado en los hallazgos de la investigación, se propone implementar una concepción de Comunidad Hogar de Ancianos  desde la Planificación Situacional ,  donde la estrategia a nivel de Política Interna  esté basada en compartir el Diseño del Plan de Gestión Institucional desde su Fase Inicial y que debe ser entendido como un proceso activo, de modo que promueva a futuro la apropiación de  una propuesta participativa e innovadora que de cuenta de una visión colectiva de gestión flexible, compartida por los ancianos  al interior de la comunidad-hogar y dinámicamente interactiva con  los actores de la comunidad local, que contemple familiares, apoderados, funcionarios, profesionales.

En este sentido desde la perspectiva situacional  la lógica en el Diseño de la Situación Inicial -Trayectoria - Situación Deseada  obedece a                        

                              para                                  contribuir a

CONOCER ................>    ACTUAR ..................>  TRANSFORMAR

 7.3 En relación a la conclusión referida a la vinculación de los hogares de ancianos con su entorno, se propone la siguiente estrategia de trabajo, la que se complementa con la propuesta n°2, cuando se menciona el concepto del hogar como comunidad abierta.

La Participación y el involucramiento es una exigencia interna de la naturaleza misma del ser humano. En el caso de la Comunidad Hogar  y la participación de los ancianos en la Gestión se orientará hacia tres  temas eje:

- La expresión e integración de las demandas y necesidades individuales de los ancianos en la consecución de un interés colectivo, compartido desde la diversidad cultural, social y de género que confluye a los hogares.

- Como incentivo para una Gestión Institucional de los Hogares de Ancianos que sea eficaz , integradora y estimulante para el desarrollo humano, constituyéndose en un espacio de interacción en el cual se ponen en juego los deberes y derechos.

- Como instrumento que satisfaga las necesidades ciudadanas  de integración de  los ancianos de la Comunidad Hogar  al Desarrollo de su Comunidad - Territorio, como sujetos activos en la vida social de su entorno ambiental físico, social y cultural. " Hacer comunidad " es construir espacios para la vida. La Propuesta de Diseño del Plan de Gestión Institucional de los Hogares de Ancianos  con Planificación Estratégica  es una metodología que utiliza herramientas de comunicación y elementos de la dinámica cotidiana de trabajo,  entendida como Red de Apoyo. La Planificación Estratégica es un trabajo participativo de un grupo de personas en torno a un objetivo común para el diseño de Planes y Programas,  en que los compromisos son claramente identificables y permiten una evaluación colectiva transparente; contempla la participación de dos actores sociales de manera fundamental:

- Actores Sociales Afectados o mas vulnerables ; los ancianos que en rigor viven las   situaciones y necesidades.

- Actores Sociales Involucrados ; las personas que se encuentran en el contexto institucional, familiar y territorial de los ancianos y que se involucrarán en su quehacer y su vida,  incidiendo  en decisiones de apoyo, rechazo o indiferencia respecto al interés para brindar atención y prioridad a los problemas de la comunidad - hogar.

7.4 Propuesta de Intervención Social Gerontológica, que sirva como marco de referencia para los profesionales del área social y en especial para los Trabajadores Sociales.

 La propuesta se basa en los siguientes ejes:

 INTERVENCIÓNSOCIALGERONTOLÓGICA  Enfoques epistemológicosCiencias socialesTeorías y enfoques gerontológicosPlanificación estratégicaNiveles de intervención del Trabajo Social Desarrollo humano/ Capital social

     -  Enfoques Epistemológicos:

Se trata de analizar el paradigma epistemológico que le da sentido a la metodología que se utilice en la intervención social.

     - Ciencias Sociales:

Analizar las teorías y enfoques de las distintas disciplinas de las ciencias sociales, que le de sustento teórico a la intervención social, permitiendo analizar al Adulto Mayor desde una perspectiva holística e integral.

- Teorías y enfoques gerontológicos:

Hay que establecer la diferencia entre trabajar profesionalmente desde la perspectiva de cada disciplina con Adultos Mayores, como por ejemplo un Sociólogo, un Antropólogo, un Trabajador Social y aquella basada en la Gerontología Social. Es importante esta distinción, por cuanto existen muchos profesionales en Chile que desempeñan su labor con Adultos Mayores, sin embargo no han estudiado los aportes de

CSS Menus › qrayg.com