Informaciones

Editorial RLG N144 Febrero-Marzo 2012

Jueves, 08 de Marzo de 2012
Editoriales RLG

Ser mujer y ser vieja hoy en Amrica Latina

El creciente aumento de la longevidad tiene como principales protagonistas a las mujeres viejas, no sólo porque sobrepasan en número a los hombres viejos, sino porque ellas experimentan las transformaciones sociales más profundas que acompañan el cambio demográfico actual.

Las trayectorias de vida de las generaciones de mujeres que hoy sobrepasa los 60 años y, particularmente de las mayores de 70, está marcada por la compleja e incesante lucha en busca de equidad e igualdad de derechos frente a los hombres. Se trata de generaciones de mujeres a las cuales les ha correspondido lidiar más fuertemente en un mundo organizado bajo una visión masculinizada de la sociedad. A esto se agrega -como agravante- el contexto de sociedades latinoamericanas fuertemente estratificadas, así como social y económicamente segmentadas, donde las mujeres han ocupado un lugar subordinado. Situación esta cuyos efectos se sienten de manera más fuerte en la vejez: carencia de ingresos propios, baja y a veces nula cobertura de jubilaciones y pensiones, mayores tasas de analfabetismo, para no mencionar otras muchas desventajas que precarizan las condiciones y la calidad de vida de las mujeres viejas.

El logro de una mayor longevidad conlleva desafíos extraordinarios para las mujeres mayores. Tanto porque se trata de un acontecimiento inédito, como porque se carece de nuevos relatos que dejen de lado aquellos sustentados en prejuicios y estereotipos. Relatos que, sin negar la vejez, sin caricaturizarla, superen el falso dualismo que escinde al ser humano entre cuerpo y alma, con el cual ingenuamente se plantea que es el cuerpo el que envejece, mientras el alma se mantiene eternamente “joven”.

La falta de interés por indagar y conocer los procesos transformadores que están viviendo las mujeres viejas, está tornando ciega a nuestras sociedades frente a las formas cómo éstas buscan a través de diferentes espacios -familiar, comunitario o social abierto-, lugares que les permitan forjar relaciones que las lleven a ganar en autorrealización, en autonomía, en dignidad, en derechos.

Al celebrar hoy, 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, constatamos en los mensajes de líderes y lideresas que abogan por la equidad e igualdad entre géneros, que la vejez de las mujeres sigue estando ausente en sus idearios. Y justamente, en este 2012, el lema es Habilitar a la mujer campesina, acabar con el hambre y la pobreza, teniendo en cuenta las difíciles condiciones en las que viven las mujeres viejas que habitan en zonas rurales, sobre todo de nuestra región.

En América Latina, las mujeres mayores de 60 años representan hoy cerca del 11% del total de la población femenina y se espera que para el 2050 lleguen a constituir el 24%. Requerimos, por ello y con urgencia, que sus necesidades y exigencias se escuchen particularmente por parte de quienes tienen la responsabilidad de respetar y promover los derechos humanos de hombres y mujeres de todas las edades y condiciones.

Ser mujer y ser vieja hoy en América Latina no tiene por qué seguir siendo un destino ni biológico, ni socio-cultural desventajoso, sin equidad, ni poder!

Ximena Romero – Coordinadora RLG
Christel Wasiek – Asesora RLG

8 de marzo de 2012.